¿Broker hipotecario gratuito o de pago? - Futur Hipotecas

15 marzo, 2021by Pau A. Monserrat0
math-1500720_1280.jpg

La pregunta no es una trampa. A estas alturas ya deberíamos saber que no siempre lo gratis es lo mejor; es más, habría que analizar qué ofrece un broker hipotecario gratuito y los servicios de un intermediario de crédito inmobiliario «de pago» antes de tomar una decisión.

Ahora que la figura del broker hipotecario está tomando espacial relevancia, nos encontramos con que a la hora de que queramos ponernos en manos de uno de estos profesionales, deberemos elegir cuál de ellos de entre una buena amalgama. Una de las cosas que más nos puede llamar la atención es el hecho de que algunos brokers hipotecarios anuncian que no cobran nada al cliente, lo cual es cierto. No hay que ser muy avispado para entender que si el bróker no nos va a cobrar a nosotros, de alguien tendrá que hacerlo y ese alguien, lógicamente, es el banco. Este tipo de broker hipotecario gratuito puede ser independiente (hipotech como Hipoo normalmente no cobran al cliente) o vinculado (si solo que trabajan para un banco o un grupo limitado de bancos).

También tenemos al intermediario de crédito inmobiliario independiente, único que puede cobrar honorarios al cliente, independientemente de que puedan recibir también una comisión de los bancos con los que tramitan las hipotecas.

La información sobre los honorarios del broker hipotecario y de quién los cobra nos será suministrada en la información pre contractual y en el contrato de intermediación posterior que firmaremos si estamos interesados en los servicios del broker hipotecario gratuito o no. Bien en este aspecto por la Ley 5/2019, que hace prevalecer la transparencia, lo cual siempre un punto de partida positivo para cualquier tema.

Pagamos sólo si compensa

Una de las ventajas de trabajar con un bróker hipotecario es que por Ley, dispondremos de 14 días naturales para desistir una vez firmado el contrato entre las partes sin que se hayan devengado honorarios de ningún tipo. Hablando coloquialmente, podríamos decir que no perdemos nada por probar a ver qué hipotecas nos puede conseguir, y menos si el primer contacto lo realizamos rellenando un simple formulario. Vamos, que no tenemos ni que levantarnos de la silla para ver qué hipoteca nos puede conseguir un bróker experto.

Ya que podemos pedirle al bróker que integre sus honorarios en el coste de la hipoteca en modo de TAE, podremos calcular si aún pagando sus honorarios, nos compensa o no firmar esa hipoteca en concreto. Hemos de acostumbrarnos a andar siempre calculadora en mano en temas hipotecarios, y no dejarnos cegar por la ilusión de adquirir una vivienda, ya que es fácil dejar en segundo plano la gran importancia de la operación financiera que vamos a realizar. Mucho ojo con esto.

El buen asesoramiento hipotecario, una información vital

Aunque tendemos a pensar que la hipoteca más barata es siempre la mejor, la realidad nos demuestra que no siempre es así. Hay hipotecas con un tipo de interés muy bajo pero cargada de vinculaciones o requisitos a cumplir. Conociendo esta realidad, debemos diferenciar el hecho de que un bróker simplemente nos gestione una buena hipoteca, o que además nos asesore sobre ella. En un principio, parece lógico que lo uno va con lo otro, aunque la Ley no lo entiende así y separa ambas actividades. Y es que efectivamente, una cosa es ofrecer un producto o varios, y la otra es desgranarlos, explicarlos de tal manera que el cliente pueda decidir, desde un conocimiento real, qué hipoteca le conviene más.

En la humilde opinión de quien suscribe estas líneas, e independientemente de si contratamos o no a un bróker hipotecario, debemos estar seguros de conocer y entender el alcance de la hipoteca que vayamos a firmar.

Responsabilidad

Aunque hay bancos que permiten un endeudamiento de hasta el 40% para sus clientes hipotecarios (importe de los ingresos netos mínimos para pagar las cuotas mensuales), el sentido común nos deber hacer ser cautos en este aspecto y no firmar una hipoteca (sobre todo a tipo variable) que ya nos vaya muy justo pagar, por mucha ilusión que nos haga y por muy aprobada que esté la operación. Lo mismo sucede con las vinculaciones en caso de tenerlas, es mejor ponerse en la situación de que un día no podamos cumplir esos requisitos y el tipo de interés nos suba, ¿podremos soportarlo sin que sea un quebranto para nuestra economía?

En definitiva: la búsqueda más extensa posible, estar lo mejor asesorados que podamos y no apurar al máximo a la hora de endeudarnos a 30 años son algunas de las claves para que la adquisición de nuestra vivienda tenga un inicio, un transcurso y un final feliz.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *